martes, enero 16, 2007

¿Porqué estudiar un posgrado en diseño?

Aprovecho este artículo de Niti Bhan en core77.com, la directora de admisiones en el Instituto de Diseño de Illinois, para escribir algo sobre las posibles razones que los diseñadores tendríamos para estudiar un posgrado. Muchas de ellas son exactamente las mismas razones que tienen profesionistas de otras disciplinas, pero quizá algunas califican mejor para los diseñadores.

Empiezo con una reflexión básica: a diferencia de otras disciplinas, en el diseño existían hasta hace poco (y en algunos lugares todavía existen) pocos incentivos para hacer un posgrado. Así como hace una generación había pocas ventajas percibidas en cursar una licenciatura en diseño, hoy lo es el posgrado. En ese entonces si sabías dibujar bien y con los contactos adecuados, llegabas a practicar el diseño (gráfico e industrial sobre todo) sin que nadie te pidiera un título universitario. De hecho muchos de los "íconos" del diseño no tuvieron que aguantar cuatro o cinco años de clases. Hoy en día la licenciatura es requisito hasta para el trabajo más básico, si bien quizá sea cierto que a la hora del contrato (en empresa o directo con un cliente) tenga más peso el portafolio o carpeta de trabajos que el título.

Ahora, en cuanto a la falta de incentivos para cursar posgrados en diseño me refiero a que en el terreno de los negocios, en las ingenierías, y cada vez en más áreas, las oportunidades se perfilan explícitamente para candidatos con maestría. En diseño es todavía casi imposible ver que en un anuncio se señale el posgrado como requisito. La competitividad laboral en el diseño es todavía menos en la educación formal y más en las habilidades demostradas. Esto es todo un tema de reflexión en cuanto a la valoración real de la educación del diseño...

En fin, que todavía hoy quienes cursan posgrados en diseño lo hacen menos por presión externa y más por motivación interna. Quien sabe, quizá esto sea algo positivo. Ahora bien, esta motivación puede tener varios puntos de origen. Por ejemplo, hay quien quizá termine un tanto decepcionado luego de los 4 o 5 años de la licenciatura (a mí me pasó) y decida que necesita especializarse más en una o varias áreas de su profesión. O quizá hay quien valore que su portafolio de trabajos no es lo suficientemente fuerte y elija un posgrado como una vía para mejorar su trabajo y de esta manera su elegibilidad laboral. Esta segunda decisión es muy similar a quien decide entrar como practicante a un despacho profesional, casi sin salario o con uno simbólico, a cambio de adquirir experiencia y contactos. La diferencia es que con la maestría termina uno con un grado (y que cuesta $). Existen maestrías muy orientadas a este tipo de elección.

Otra razón para elegir entrar a un posgrado (ya sea una maestría en diseño o un doctorado en diseño) puede ser que el primer grado (de licenciatura) no sea directamente en esta área, sino quizá alguien que estudió administración, ingeniería, o cualquier otra carrera (he conocido casos de economistas, antropólogos, químicos y biólogos) decida hacer un cambio de carrera y entrar al posgrado en diseño. En lo personal estoy convencido que estas personas llegan a ser estupendos diseñadores, incluso diría que en promedio, mucho mejores que quienes hacen toda su carrera en la misma área.

Y una razón más sobre todo para las maestrías en ciencias (MSc) y el doctorado (PhD) es que se busque y se disfrute el hacer investigación. Hay quienes ven la tesis de maestría como una pesadilla: quisieran simplemente tomar clases, hacer tareas y presentar exámenes y proyectos, y obtener el grado. Este es el caso de las maestrías en arte (MA) que son prácticamente una extensión directa de la licenciatura. Sin embargo hay quienes ven en la tesis una oportunidad para desarrollar conocimiento. Otra vez haciendo referencia personal, esta fue la razón que a mí más me motivó para hacer un posgrado: el lamentable estado de generación del conocimiento de diseño.

Una razón que Niti tampoco señala en su artículo es la oportunidad de viajar. Para mucha gente en países como México, obtener una beca para estudios de posgrado es su primer oportunidad para salir al extranjero y obtener experiencias personales únicas al convivir con otros estudiantes de otros países. Es un proceso de aprendizaje, diría yo, a veces más enriquecedor que el estudio formal en la universidad. Lástima que por ese tipo de aprendizaje no se den títulos!

Niti señala algunas razones más, no las menciono todas para que lean su artículo. Desde luego, sobre todo para llegar al nivel del doctorado se tiene que dar toda una serie de circunstancias personales que quizá merezcan otra nota. Una salida común es el de desarrollar una carrera académica, pero no necesariamente. Conozco muchos doctores sobre todo en ingeniería y arquitectura, que al terminar el doctorado regresan al mundo profesional o bien como consultores profesionales.

Definitivamente en países como México si hay una demanda incipiente pero que será marcada en el próximo lustro y década, de gente con estudios de posgrado en diseño. Las Universidades mexicanas (públicas y privadas) están teniendo que homologar muchos de sus criterios académicos con las Universidades extranjeras. Esto significa que una gran parte de los profesores/investigadores en las facultades, escuelas y departamentos de diseño en México tendrán que tener un doctorado. Hay ahí un nicho de oportunidad para mucha gente.

En fin, a Niti también se le escapa un punto esencial. Una vez decidido que se quiere cursar una maestría o un doctorado, sigue el problema de elegir un programa de estudios de calidad. No es lo mismo (con todo respeto) hacer un master de un año y 200 créditos que hacer una maestría en ciencias (MSc) de cuatro semestres, tiempo completo, 500 créditos y tesis. Desde luego en este blog se incluyen muchos recursos para elegir, y con este fin seguiremos escribiendo y reuniendo enlaces a sitios importantes. Pero por favor, a la hora de elegir un programa de estudios de posgrado, revisen bien el prestigio de la institución, el perfil de los profesores, los planes de estudio, los créditos, y si pueden busquen varias opiniones de egresados, de profesores de otras universidades, etc.

1 comentario:

  1. La capacitación continua es muy importante en la actualidad para adquirir una mejor calidad de vida. La ampliación y actualización de conocimientos es fundamental a la hora de buscar un ascenso independientemente del trabajo que se realice.

    ResponderEliminar