miércoles, mayo 05, 2010

Evaluando solicitudes de beca al extranjero

Este es el segundo año en que participo como evaluador de cierto programa que otorga becas al extranjero para estudios de posgrado. Y estos son algunos de los aprendizajes que creo que serían muy útiles para quienes están aspirando a obtener una beca.
  • De la docena de solicitudes que evalué, no hay puntos medios: unas solicitudes son muy buenas y otras son muy malas. Ignoro si ha sido casualidad en la asignación de las solicitudes, pero intuyo que no es difícil separar entre perfiles excelentes y los 'del montón'
  • Una buena solicitud tiene los siguientes elementos:
    • Buen perfil académico del solicitante. Si bien un promedio de 9.8 es muy impresionante, falta ver en qué Universidad se obtuvo tal promedio, y por otro lado he visto solicitudes con promedios de 8.7 que son mucho más sólidas y fuertes que otras con promedios de 9.8.
    • Buena trayectoria profesional. Aunque sea incipiente, pero al menos en lo personal estoy convencido que es muy difícil para alguien hacer una elección adecuada de un posgrado si no cuenta con experiencia 'real' en la profesión. Quizá sea cuestión de la disciplina del diseño, pero normalmente las solicitudes de quienes acaban de egresar de la licenciatura son terriblemente frágiles y mal fundamentadas. Aunque sean 2 o 3 años, pero nada mejor que ver que la persona ya conoce bien el área de estudios y será capaz de ejercer lo que aprenda en el extranjero. Aquí lo que busca uno es ver el potencial más que la trayectoria.
    • Buena elección de programa de estudios. He visto solicitudes que cumplen bien los dos puntos anteriores pero que cometen el grave error de no informarse bien sobre la calidad y el prestigio académico de la maestría o el doctorado al que solicitan ingreso. Cuidado! No es lo mismo 'fama' comercial que prestigio real. Nada mejor que informarse, preguntar a expertos en el área, pedir evidencias a la escuela meta (acreditaciones, indicadores, rankings). Para pedir apoyo $ es importante que la inversión sea para estudios que valen la pena. El colmo han sido aspirantes que piden becas a maestrías que solo se reconocen en aquel país y que no tienen validez oficial internacional. Igualmente, es mejor apoyar a alguien para que curse una maestría de 120 créditos europeos (ECTS) que una de 60. O es mejor dar un apoyo para una maestría internacional que incluye semestres en distintas universidades, que una de dimensión nacional solamente.
    • Buenas cartas de recomendación. Es decir, realistas. De nada o muy poco sirven cartas de alguien sin ninguna credibilidad y que dicen que el aspirante es perfecto al 100% en todo. Una carta así es de cuates, no de recomendación. Entonces, que venga firmada por alguien con autoridad y que sea balanceada, realmente indicando las fortalezas de la persona.
    • Carta de motivos. La mayoría de las razones que se presentan para solicitar  apoyo son totalmente rutinarias y aburridas: falta imaginación para distinguirse de los demás. Casi todos dicen que su área de estudios es la más importante para el futuro de México. Hay que ir más allá, hay que armar argumentos verídicos, fuertes y convincentes. No está de más revisar las áreas estratégicas que cada convocatoria destaca y 'orientar' nuestros intereses hacia una de estas áreas. Si estamos buscando una maestría en envase y embalaje, por ejemplo, hay que buscar maestrías orientadas hacia la parte de manufactura y desarrollo industrial, si estas fueran parte de las áreas prioritarias (es solo un ejemplo).
    • Propuesta de investigación (para doctorado). Pero aún para maestría, no estaría de más redactar una buena propuesta de tema de proyecto o propuesta de tema de investigación y desarrollarla de manera que sea casi 'obvia' la elección del programa de estudios y el perfil del aspirante. Una de las solicitudes más sólidas que he visto incluye la propuesta de investigación publicada ya como un 'poster' en una conferencia internacional.
    • Análisis de los programas en el país de origen. Para irse al extranjero, es importante dar evidencias y argumentos que lo que buscamos estudiar no se ofrece en nuestro país. Hay que echarse un clavado al listado de posgrados a nivel nacional, sobre todo aquellos reconocidos por las agencias de investigación y docentes. Siempre hay posgrados similares, así que hay que explicar porqué exactamente el programa elegido es más oportuno y relevante que los nacionales.
  • También es importante ser muy cuidadosos en el llenado de los formatos y en seguir las instrucciones de toda la convocatoria. Habla muy mal de un aspirante que omite información, que escanea mal los documentos hasta un punto en el que es imposible su lectura, o una solicitud llena de faltas de ortografía o información incorrecta.

En fin, desde mi perspectiva hay muchísima competencia para solicitar becas, pero la realidad es que la gran mayoría son 'paja' y ahora no me sorprende si me dicen que se quedan cada año muchas becas sin otorgar. Como sugerencia, creo que la calidad de una solicitud tiene mucho que ver con el tiempo que se le invierte. Si se cree que en una semana puede uno llenar los formatos y recopilar la documentación, lo más probable es que sea una solicitud sumamente débil. Yo le dedicaría dos o tres meses al proceso: a elegir una buena maestría o doctorado, a redactar bien las motivaciones, a conseguir buenas cartas de recomendación, a llenar el CV, a escanear documentación, etc...


Blogalaxia Tags: ,

6 comentarios:

  1. Excelente post y excelente información la que proporcionas, realmente es muy útil que un evaluador comparta sus puntos de vista y su experiencia a la hora de seleccionar los mejores candidatos. Por otro lado me gustaría me dieras tu opinión acerca de mi perfil y si tienes tiempo me dieras tu opinión de los puntos fuertes y blandos de mi curriculum. Actualmente ya he seleccionado 4 universidades potenciales (2 Canadá y 2 EUA) que creo yo son acordes a mis intereses de investigación (biomecatrónica), estoy empezando a hacer contacto con los doctores a cargo de diferentes proyectos así como los requisitos de ingreso a esas universidades. Aunque planeo aplicar para el siguiente año, quiero prepararme en todos los aspectos para poder ser aceptado en el próximo periodo de selección.
    Saludos, espero si el tiempo te permite me ayudes a ver cuales son los puntos que podría fortalecer en mi curriculum y carta de intenciones.

    ResponderEliminar
  2. Hola José Antonio, que bueno que encuentres estas opiniones útiles, si tienes algunda duda en concreto con gusto la revisamos. La biomecatrónica no es mi área por lo que mi opinión al respecto probablemente no te sea tan útil, te sugiero que pidas a profesores reconocidos en esa área revisar tu perfil y solicitud, seguramente ellos podrán darte alguna retroalimentación. Es poca la gente que pide segundas y terceras opiniones...

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes, encuentro muy útil esta información sobre las consideraciones que tomas para evaluar proyectos, el año anterior he participado en una convocatoria y resulta frustrante no saber la razón por la cual el proyecto no ha sido aceptado, esto aclara algunas cosas. Sin embargo tengo algunas dudas sobre este mismo proceso ya que me ha tocado ver proyectos sin ningún fundamento los cuales si son seleccionados, con planes de trabajo como "hecharle ganas y estudiar mis materias"... ¿Crees que también sea cuestión de suerte al ser evaluado por una persona menos severa? y ¿Es tan importante la Institución de la cual soy egresado? No estudié en alguna universidad reconocida a nivel nacional como el Tec, La Salle o UVM, ni de la UNAM o el IPN.

    ResponderEliminar
  4. Hola Horacio, totalmente de acuerdo. Dean Keith Simonton se ha dedicado a investigar este tipo de procesos de dictaminación y evaluación, y según sus datos la suerte es un elemento fun-da-men-tal para el éxito. Yo estoy de acuerdo con él, primero como bien dices por la 'suerte' en el reparto de solicitudes a evaluadores, pero también tiene que ver el diseño de los formatos y cuestionarios y cómo los interpreta el evaluador.

    Sin duda es importante por eso preparar muy bien tu documentación y no dejar na-da a la suposición: más vale aclarar cada punto, ser muy conciso y explícito ya que hay evaluadores que dedican mucho tiempo y debe haber otros que se van más rápido en el proceso -pero sin ninguna duda todos están MUY ocupados por lo que hay que pensar en cómo transmitir un mensaje en breves minutos y líneas.

    Tampoco dudo que haya corrupción en el proceso (he visto a hijos de funcionarios obtener becas sin problemas), así como 'compadrazgos', 'amiguismos' y 'padrinazgos'... pero no hay que dejarse llevar por anécdotas pasadas, creo que entre más sean los buenos solicitantes, menos lugares habrá para esos casos injustos.

    Lo peor que puede hacer alguien con mérito es decepcionarse, al contrario, al menos yo creo que todavía hay MUCHAS posibilidades reales para quienes valen la pena. Digo, tendrían que ser muchas más las opciones, pero si las hay y hay que invertirle tiempo para aprovecharlas. Fácil no es.

    ResponderEliminar
  5. Aló, totalmente de acuerdo con que esta información es muy útil, tengo una duda con respecto a las cartas de recomendación, tengo distintas opciones de personas a seleccionar pero no estoy segura a quien elegir, que criterio debo tomar? Muchas gracias

    ResponderEliminar
  6. Justo hoy conversábamos de esto. Sugiero diversidad: una carta de la academia, una de la industria, otra de una organización civil, etc. Quien firme la carta tiene que conocerte de verdad para ser honesto y destacar tus fortalezas, y de preferencia que sea alguien con 'credenciales' de autoridad.

    ResponderEliminar